viernes, 15 de enero de 2010

Pobreza espiritual.


El recién nombrado obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha asegurado, en declaraciones a la cadena SER, que "existen males mayores" que el que está sufriendo el pueblo de Haití tras el potente terremoto que asoló Puerto Príncipe hace dos días. Para Munilla mucho peor que las muertes, el dolor y el caos instalado en la isla caribeña, donde los muertos superan ya los 50.000, es "nuestra pobre situación espiritual y nuestra concepción materialista de la vida". Son dos defectos que caracterizan a nuestra sociedad, en opinión del obispo, y por los que "deberíamos llorar".





Seguramente, después de estas declaraciones, cuando salió a la calle le dijeron: "El taxi que enviaron a recogerle tardará un poco más porque se estrelló contra un orfanato y han muerto el conductor, cuatro niños y una monja. Además de grandes desperfectos en el edificio". A lo que él respondió: "¿No te da vergüenza pensar sólo en coches y casas y no quererte ni un poquito?".

2 comentarios:

Rebeca Márquez dijo...

De verdad, Q´ASCO! Estoy harta de tantas tonterías que dice la iglesia y, en sí, todos lo que tiene que ver algo con ella. Uf, no tengo palabras. Esta tarde tb ví esa noticia, y se me heló la sangre. Es q... buah, no hay palabras.
Besos.

la del 13 dijo...

yo lo he oído en slqh y me he quedado a dos velas...eso es caridad cristiana y lo demás son tonterías. aunque tampoco me sorprende, en fin, siempre están diciendo burradas, aunque creo que esta ha batido el record, porque lo demás se supone que entra en su retrógrada escala de valores, pero esto es despreciable, aunque no será la primera vez que se comportan de una manera tan vomitiva...