martes, 17 de noviembre de 2009

The Day You Went Away




Y mientras se subía en ese ruidoso y gran depredador de combustible llamado coche, no pude reprimir una pequeña sensación de liberación. Se iba. Se iba y no iba a volver. En cierto modo, me sentía triste. Realmente nunca habría querido su marcha, pero el hecho de que fuera irremediable su partida forzó esa pequeña semilla a caer en tierra fértil.
Hasta entonces no tenía ni idea de que me pasó, de por qué en vez de llorar su marcha me limitaba a sonreir recordando otros tiempos. Semanas más tarde comencé a despertar, a abrir los ojos, como se suele decir. Dolía, sin duda, pero estaba despierto. Estaba vivo.

Tan sólo fue cuestión de eliminar recuerdos, ¿tan sencillo como darle a la tecla Supr? Tal vez. O algo parecido...

Sin embargo cuando me acuesto, me quedo unos minutos mirando al techo. Mecánicamente. Antes utilizaba esos dos o tres minutos recordando su marcha. Cada detalle, cada pequeño gesto y cada pedazo de conversación. La prueba definitiva de que al fin era libre era esto mismo. Nada. Podía pasarme dos, tres, o veinte minutos mirando al techo, pero no pensaba en nada.

¿Y qué pienso hacer al respecto, te preguntarás?
Despertar a más personas como yo.

Lo que me resulta sorprendente es, que nunca hubiera caido en hacer esto, que nunca hubiera hecho todo esto, nunca hubiera sido libre... Si no es por tu marcha.

Estoy feliz, aunque a veces no me apetezca demostrarlo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Mantendré la mente en blanco y me convertiré en un cadáver parlante...

Después de la muerte viene la resurrección... No el sueño eterno~

Besos Memo ;3

la del 13 dijo...

bonito xo un tanto incomprensible...

Laura. dijo...

A mí también me da a veces por mirar el techo sin pensar en nada. Pero sin poder evitarlo surgen de la nada recuerdos, experiencias buenas y/o malas y demás.
Me alegra saber que eres capaz de pensar en otras cosas y es admirable, por mucho que me digas que me da igual lo que hagas en tu vida.
Tu optimismo también es chachi en que dices de ser "libre", siendo como soy de pesimista me hubiera limitado a sentirme aún atada y muerta, pero ya sabes soy así de tonta.
Después del blablabla, debo decirte que 17 es igual a 2 meses y un 1 día. :)

Anna dijo...

He de reconocer que este texto me cuesta enternderlo, quizá por el sueño que tengo, o porque no lo he leído con el suficiente detenimiento o simplente porque soy algo tonta (o mucho, aunque espero que no jaja), asi que me limitaré a que escribas algo nuevo y comprobar mi nivel de tontuna :) Y yo creo que ya es hora de que actualice el mío, a ver si me inspiro, que no logro entender (ya me empiezo a preocupar, mi nivel de tontuna debe de ser alto jaja) como escribes así. Yo también escribia textos míos propios pero.. la vagueza supongo. Espero que tambien te guste leer porque mi comentario no es breve y tambien porque asi no me mandarás a.. muack cuídate :)

Anna dijo...

La verdad esque reconozco que mi entrada no me ha costado mucho pero que conste que encontrar la cámara para echar la foto de los libros si jajaja

Con respecto a lo de que "no logro entender como escribes asi" me refiero a la naturalidad con la que te expresas. No se, creo que yo soy incapaz de escribir textos de ese tipo. Solo en alguna ocasión y sin mucho sentido, es decir, intentos de escribir algo jaja. Un besazo!

Rebeca dijo...

Creo que lo he pillado pero, por si acaso, me lo callo.